Reiki tiene una historia algo única. En la gran variedad de libros de Reiki podemos encontrar historias parecidas, en realidad como maestra de Reiki, considero que da igual como y por medio de quien o que escuela llego el Reiki a nosotros, lo importante, como suele decir mi maestro, son los resultados y los resultados a la vista están, Reiki funciona y cada vez son más las personas que se acercan a este mundo maravilloso, eso es lo realmente importante y no como o a través de quien llego. Aun así, aquí transcribo, la historia “real” tal y como ha llegado a mi.

Como hemos leído antes todas las historias sobre el Reiki vienen de relatos verbales pasados por la Sra. Takata, con poca o ninguna evidencia del Reiki anterior a la Segunda Guerra Mundial en Japón. El que no haya evidencias de su existencia en Japón antes de la II guerra mundial, abre camino al escepticismo, ya que ha sido imposible hasta el momento encontrar datos del Dr. Usui en los registros de de admisión en la Universidad de Loyolla, por ejemplo, si es que realmente estuvo allí, aunque William Lee Rand afirma que tal investigación resultó infructuosa, debemos tener en cuenta que durante la II Guerra Mundial en Japón es probable que muchos documentos se perdieran.

Los discípulos que sobrevivieron al Dr. Hayashi perdieron durante la guerra sus recursos y con ellos lo que les permitía continuar con la clínica que el fundo. Así que gracias a que la Sra. Takata aprendió Reiki antes de la guerra y lo trajo a América, se evitó que esta técnica curativa se perdiera para siempre.

Todos estos inconvenientes hicieron que se perdieran valiosas memorias, conocimientos y la continuidad que hubiera tenido el linaje de no haberse abierto paso a través de una sola persona. Aunque hace poco se ha podido recuperar el verdadero manual del Dr. Usui (Usui Reiki Hikkei) donde todas las enseñanzas puras del Dr. Usui están reflejadas, tal y como el las trasmitió a sus alumnos, sin misterios, ni oscurantismo.

Según Frank Brown (uno de los 22 maestros de Takata) el Dr. Hayashi desarrolló la práctica del tratamiento usando las posiciones de las manos sobre el cuerpo. Debido a su formación militar más estricta y organizada, y menos espiritual que la del Dr. Usui. El Dr. Hayashi habría preferido un método organizado de tratamiento, teniendo en cuenta también que esta manera de colocar las manos permite cubrir todo el cuerpo,sus órganos y glándulas.

Con la inminencia de la II Guerra mundial y sabiendo El Dr. Hayashi que era un oficial en la reserva, temiendo tener que ir al campo de batalla y quitar la vida a otras personas, decidió irse a EE.UU. esto, aunque un deshonor, era mejor que ir en contra de todo lo que el había aprendido con Reiki, ya que era dejar de lado su filosofía de ayudar a mejorar la vida de otras personas y rechazar la violencia.

La Sra. Hawayo Takata nació en Hawai, en Kauai, en la navidad de 1900, de ascendencia japonesa. En los años treinta fue a Japón a visitar a sus familiares, y a informarles de la muerte de su hermana. Mientras estaba allí se puso muy enferma y fue ingresada en un hospital. Los médicos iban a operarla, y mientras la preparaban escuchó una voz diciendo, “No tienes que pasar por esto, hay otra manera”. Literalmente ella saltó de la camilla y pregunto si había otra solución. El médico que tenia un pariente que había sido curado de disentería en la clínica del Dr. Hayashi, le sugirió que fuera a dicha clínica y la Sra. Takata comenzó sus tratamientos.

Cuando sanó, la Sra. Takata quiso aprender Reiki para sí misma. Sin embargo el Dr. Hayashi se negó a enseñarla, primero porque era americana y además mujer, estas enseñanzas solo eran para hombres. Pero la Sra. Takata convenció al Dr. Hayashi de su buena voluntad y comenzó a aprender Reiki, este aprendizaje duro un año y al acabar tenia lo que nosotros llamamos II nivel de Reiki, puede sanarse a si misma y otros pero no puede Iniciar a otras personas.

Después volvió a Hawai. Allí ella aprendió también la lección de que el receptor valorara el recibir los tratamientos. Tras tratar a un pariente y no cobrarle y ver que no mejoraba ni valoraba el trabajo hecho por ella, ni cambiaba sus hábitos de vida, trato a un segundo familiar y a este si le cobró. Vio como esta vez el trabajo realizado por ella además de ser valorado fue agradecido y su familiar sanó de su dolencia, por lo que decidió que los tratamientos de Reiki debían ser cobrados, aunque el Dr. Usui nunca cobro por ellos.

En Noviembre de 1936 el Dr. Hayashi vino a Hawai y fue durante este periodo que enseño y entreno a la Sra. Takata para ser Maestra de Reiki.

Pasado un tiempo los rumores decían que la 2ª Guerra Mundial estaba a punto de estallar. Un día la Sra. Takata soñó con que el Dr. Hayashi le pedía que fuera a Japón a verle. Ella lo hizo y se encontró con un Dr. Hayashi inquieto y que había desempolvado su uniforme naval.

Con la guerra a punto de extenderse él sabía que era cuestión de tiempo que el Ejercito Naval lo sacara de su retiro y le pidiera realizar acciones que no era ya capaz de llevar a cabo debido a su desarrollo espiritual. En ese momento le pasó a la Sra. Takata el liderazgo del Reiki. Reunió a todos los maestros Reiki, y anunció a la Sra. Takata como la líder de Reiki, y les hizo saber que mataría su cuerpo físico. Finalmente el Sr. Hayashi murió.

La Sra. Takata volvió a Hawai y más tarde a California. Antes de morir inicio a 22 maestros en Reiki.

UNA HISTORIA ACTUALIZADA DE REIKI

Mikao Usui nació el 15 de Agosto de 1865, en el distrito Gifu de Japón, lo cual fue durante la era Edo, una época en que Japón estaba cerrado al mundo. Se cree que él había sido miembro de una de las muchas sociedades secretas que existían en ese tiempo debido a la persecución de los no seguidores del Shintoismo. Alrededor de 1900 creó un sistema de sanación natural basado en la medicina oriental establecida. El sistema usaba símbolos, tenía una serie de afirmaciones y empleaba siete principales posiciones de las manos sobre importantes puntos de acupuntura. Se basaba en prácticas antiguas taoistas, que permitían al practicante atraer energía y transmitirla al cliente sin la necesidad de recarga.

A corta edad le enviaron a un monasterio budista, lo que formo su interés en la sanación. No tuvo conexión alguna con ninguna escuela cristiana y jamás fue a Chicago (la Escuela Universitaria de Divinidad Cristiana ni siquiera existía por entonces). Al parecer jamás abandonó Japón y probablemente hizo toda su investigación en una de las muchas bibliotecas de Kyoto.

Su sistema de curación estaba basado en técnicas de proyección de la energía, conocidas como Ki-Ko (o Qigong en China). Estas consumían la energía del donante, quien entonces tenía que restituirla por medio de ejercicios. Entonces comenzó la búsqueda de un modo de sanación que no requiriera de esa recarga. Dicha técnica al parecer se había perdido muchos años antes, pero varios habitantes de los pueblos más perdidos de Japón, poseían algunas partes de dicho sistema de sanación.

Alrededor de 1914, tras muchos años de considerable investigación buscando un modo de conectar la energía sin pasarse años de ejercicios y entrenamiento, y tras haber recibido una serie de símbolos de unos monjes tibetanos, que ellos usaban para sanar sin necesidad de dar su propia energía, intento utilizarlos tal como lo venían haciendo los monjes pero viendo que él no los podía usar con el mismo resultado que ellos, se sentó a meditar en un lugar que tenia mucha energía en el monte Kuri Yama, durante 21 días en lo que el llamo un periodo de purificación. Tal como hemos contado antes se dice que allí recibió la información que buscaba para completar su sistema, a partir de esta “iniciación”, vio como los símbolos funcionaban tal como habían funcionado con los monjes. Los relatos que cuentan sus 3 milagros, no son muy fiables ya que solo se cuentan en la parte occidentalizada de la leyenda, no existen datos fiables de esos llamados “milagros”.

Tras esta “iluminación” pasó 7 años en la zona pobre de Kyoto, y en 1922 abrió una escuela en Tokio, donde entrenó a muchos estudiantes, dieciséis al nivel de maestro, antes de su muerte el 9 de Marzo de 1926 en Fukuyama.

Los símbolos eran ya conocidos antes de que Usui tuviera su transformación. Dos de estos símbolos son frases japonesas que son parte de varias sectas budistas esotéricas. Los otros dos pueden ser vistos sin mucha dificultad en la mayoría de los templos y uno de ellos aparece en muchas estatuas de Buda e itabis (piedras mojón esparcidas por todo Japón) incluso uno de ellos se puede ver en la isla de Pascua en varias estatuas y en otros lugares del mundo, llamados de poder.

Usui NO era médico. Su título era sensei, un término que significa maestro o profesor. El término doctor, en Occidente por supuesto, fue originalmente aplicado a académicos, inicialmente del clero. El término sensei es aplicado a los profesores de artes marciales japonesas tales como el Kara-te.

Se sabe que el Dr. Usui era un sanador muy popular en su época y que fue considerado un pionero en su forma de sanar.

Chujiro Hayashi nació en 1878 y se entrenó con Usui en 1925, cuando tenía 47 años. Por la misma época, otros dos oficiales navales, Jusaburo Giuda y Bo Taketomi, tomaron el entrenamiento. Cinco monjas budistas estudiaron también con Usui, según Tatsumi, un estudiante de Hayashi.

Parece pues que Eguchi fue el sucesor de la forma de enseñar y vivir de Usui. Hayashi y los otros oficiales navales, con un bagaje menos espiritual que el de Usui, comenzaron a usar el sistema en un ambiente más clínico. Esto impuso un cambio de enfoque del suyo a un sistema formal de sanación.

Hayashi usó pues el conocimiento para abrir una clínica en Tokio. Desarrolló una serie compleja de posiciones de las manos adaptadas al uso clínico del sistema; en su clínica empleaba un método de sanación que requería que varios practicantes trabajaran en un cliente a la vez, para maximizar el flujo de energía.

Hayashi, además de introducir el enfoque clínico del sistema, introdujo también un método de grados en sus clases. El método original de transmitir el sistema habría sido por iniciaciones virtuales. Para personas no adeptas a tales métodos se hacia necesario un método más físico. Hayashi recibió un procedimiento simple, en parte ceremonia y en parte esotérico. Este procedimiento fue transmitido por Hayashi por lo menos a un estudiante, Tatsumi.

Se atribuye a Usui el haber instruido a 16 estudiantes como maestros y a Hayashi a 13.

Uno de los modos de Hayashi para hacerse con practicantes para su clínica era dar iniciaciones de primer grado a cambio de tres meses de compromiso como ayuda no remunerada. Después de este tiempo, volvería a ofrecer a los mejores estudiantes el segundo nivel a cambio de otros nueve meses de compromiso. Aquellos que los completaran tendrían la oportunidad de obtener el símbolo número cuatro. Tras dos años de subsiguiente compromiso (los cuales implicaban asistir a Hayashi en su aula) se les enseñarían las iniciaciones y serían autorizados a enseñar.

Tatsumi pasó por todo eso y Takata tuvo también que hacerlo. No hubo intercambio monetario en estos entrenamientos; ellos simplemente tenían que trabajar 8 horas una vez a la semana, a lo largo de su compromiso. Tatsumi alcanzó el grado de maestro pero no congenio con el carácter militar de Hayashi y se volvió a su pueblo a vivir y trabajar.

A la vez que entrenó a sus practicantes, Hayashi entrenó a varias personas para enseñar el sistema. Una de estas era una japonesa americana de Hawai, la Sra. Takata.

La Sra. Takata hizo su primera aparición en la clínica de Hayashi como paciente terminal. Su tratamiento fue un éxito y luego ella persuadió a Hayashi para enseñarla el sistema. El hecho de que ella era una americana en el cuerpo de una japonesa, afectó el modo en que Hayashi le pasó la información. El Certificado de Maestra Reiki de Takata fue registrado notarialmente por Hayashi en Honolulu el 21 de Febrero de 1938, y le da a Takata simplemente el derecho de practicar y enseñar el sistema (como a otros trece graduados maestros de Hayashi). No el título de Gran Maestro y de ninguna manera le dio a Takata el control del sistema. En cualquier caso Hayashi no había sido elegido por Usui como su sucesor.

Tatsumi, que murió el 3 de Octubre de 1996 con 90 años de edad, guardaba notas de su entrenamiento y trazos autorizados de sus símbolos y esquemas.

Takata para conseguir que el método se aceptara en una sociedad eminentemente cristiana, hizo una serie de cambios método de Usui para Occidente. Además de la leyenda, Takata adoptó un método diferente de realizar las iniciaciones, muy parecidas a las usadas para la iniciación de sacerdotes y monjas.

Los sucesores de Takata difundieron el sistema por toda Norte América y partes de Europa. Sin embargo, con el tiempo las enseñanzas se fueron modificando. Algunos maestros incorporaron sus propias filosofías de vida o sus modalidades de sanación a la enseñanza. Algunos han creado o adoptado nuevos símbolos y mantras. Hay quienes ofrecen la enseñanza completa al nivel de maestro en un solo fin de semana, y en algunas páginas de Internet publican símbolos y métodos de iniciación.

Los símbolos pasados por Usui comenzaron en su vida como parte de rituales budistas. Consistían en una serie de tres símbolos triunos que eran potenciados por un cuarto. El triuno representa ENERGIA, AMOR y LUZ. El símbolo restante es el maestro del triuno (no el símbolo maestro).

El completo sistema Usui se construyó alrededor del sistema tradicional de curación que ha sido usado desde hace miles de años en China y países colindantes. El sistema de los cinco elementos se usa para mantener la energía de una persona en equilibrio. La dieta adecuada y las pautas de respiración son fundamentales para una buena salud. El sistema Usui usa en realidad la energía Qigong (energía vital) de un modo más directo, sin agotar los niveles de energía del donante. En este sistema (Reiki) es la intención la que guía la energía una vez que el donante esta conectado a la fuente. Las iniciaciones son un medio de sintonizar y ayudar a conectar con la fuente.

Tatsumi tomó notas de las iniciaciones y de los símbolos. Nunca hubo el requerimiento de mantener una tradición oral, así mismo, Hayashi poseía grandes cantidades de notas, tanto suyas como de la mano de Usui, (así como un manual original de Usui “Usui Reiki Hikkei”).

Hayashi dio a cada uno de sus estudiantes una foto del retrato de Usui, una copia de los 5 principios de Reiki y un trazo de cada símbolo. Actualmente los iniciados en 1er grado de Reiki reciben también con su iniciación estos documentos.