Reiki, antiguo método sanador, fue re-descubierto por un monje japonés llamado Mikao Usui, que fue quien desarrolló esta técnica durante un retiro espiritual a mediados del siglo XIX, se dice que la re-descubrió porque él siempre afirmó que era una técnica de sanación milenaria que ya existía pero que debía llevar mucho tiempo olvidada.

La palabra Reiki significa, “Energía Universal” El Ki es la misma palabra que el Chi o el Qi, el término chino para la energía, o el prana para los hindúes, es la energía vital que subyace en todo. La práctica de Reiki en si, consiste en la canalización de esa Energía Universal hacia otra persona o uno mismo, para armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu, creando una persona sana y equilibrada.

Puede usarse de forma específica, para dolencias puntuales, o general para crearnos armonía en nuestra vida.

Reiki puede canalizarlo cualquier persona que haya recibido su iniciación, y cualquier persona puede recibirla de manos de un maestro ya que no es un “DON” de unos pocos sino una capacidad que todos tenemos y hemos olvidado, seamos quienes seamos.

ES UN SISTEMA DE COMUNICACIÓN ESPIRITUAL

El sanador: Es un canal, simplemente un canal, que provoca con la intención que la energía universal pase a través de él para llegar a las zonas especificas y necesitadas de su paciente. Un canal es más potente cuanto más “limpio” (sano) este. Por eso es importante que el practicante de Reiki sea una persona sana en su vida y sus costumbres pero esto no es imprescindible, ya que como hemos dicho antes, cualquier persona puede ser un canal de Reiki.

El paciente: Es el receptor o destinatario de la energía que le envía el transmisor. El paciente es quién se cura a si mismo, ya que como hemos dicho, el sanador es un mero canal. El paciente recibe consciente o inconscientemente la energía universal y si este facilita con su deseo de sanar, que Reiki fluya por su organismo, podrá recuperar el equilibrio energético y con ello la salud.

Así, el paciente logra conectar con la Energía Universal y provoca que se originen procesos de revitalización física, mental, emocional y espiritual, que dan lugar a un estado de bienestar general y de salud total.